martes, 28 de julio de 2015

¿Me invitáis a un café con magdalenas?

    ¿Cómo te sentirías si tu trabajo de los últimos 3 años se perdiera, y tuvieras que comenzar de cero? Pues así he estado yo con el blog hasta hace un par de días. Venga, sentaros y os cuento de qué va esto. 

botón donar blog

    Como expliqué en facebook, tuve un pico de visitas puntual que hizo que Dropbox bloqueara mi cuenta gratuita en la que están alojados todos los recursos gratuitos y descargables del blog (que ya son muchos), así como un montón de imágenes que utilizo en cada entrada (incluyendo la firma, las imágenes de las galerías de ilustradores, etc). Mi reacción inicial fue de cabreo. Me puse un poco negativa ¿3 años de trabajo para que el blog muriera de esta manera? Volver a subir todos los archivos a otro servidor, cambiar todos los links de las entradas a mano para que en cualquier momento volviera a pasar lo mismo, hipotecando para ello mis vacaciones y esos 15 minutos libres que tengo al día durante los próximos meses, solo para tener el blog de nuevo funcional, no entraba ni entra en mis planes. El blog me divierte, pero publicar 2 o 3 veces a la semana contenido de calidad es algo que lleva mucho trabajo, y que me roba tiempo con Carlos y con Paula. Un tiempo escaso y por el que no gano dinero. Sí, el blog me da muchas satisfacciones, pero volver a hacer algo que ya había hecho, y que además es una tarea aburrida y rutinaria que me puede llevar bastantes meses... no entra en mis planes. Imposible.

    ¿Y entonces? ¿era este el momento para cerrar el blog? Esta posibilidad es la primera que me vino a la cabeza. La que me hizo andar con cara triste por casa en plan "luto blogueril" durante un tiempo. Pero después de unas horas apenada dando vueltas por casa, me puse a arreglar lo esencial y entonces, se me ocurrió que igual existía otra posibilidad. 

    La alternativa era pagar a Dropbox para que de nuevo activara todos los recursos, freebies y descargables que os ofrezco de forma gratuita (la primera vez que pasa se puede solucionar, pero a la segunda... Dropbox lo bloquea todo indefinidamente). O quizá pagar a Dropbox durante unos meses, y mientras tanto ir traspasando el blog a otro dominio no gratuito (es decir, abandonar blogger).

    Pues ahí seguía yo dándole vueltas a los gastos que ello supondría, cuando de repente después de tres días sin el blog operativo, Dropbox decidió darme una nueva oportunidad y activó de nuevo los links. Así que el blog está ahora a pleno rendimiento de nuevo...

    Sin embargo, la cuestión es que este suceso me ha hecho pensar mucho. Esto puede volver a suceder cualquier día. Y no quiero tener que pasar por esta incertidumbre que tan mal cuerpo me ha dejado. El blog en su estado actual ya no es sostenible. Sois ya tantos los lectores del blog (más de 100000 visitas al mes... ¡GRACIAS!) que me veo en la obligación de tener que dejar de usar hosting gratuitos, así que debe o profesionalizarse o desaparecer. No me parece justo pagar por algo que doy gratis (¡obviamente!). Y si a mí no me parece justo, ya os podéis imaginar lo que le parece a mi marido... al que le llevo robando horas de compañía y de ver películas juntos mientras escribía entradas y diseñaba recursos para el blog durante los últimos 3 años. ¿Y entonces?

    Entonces me acordé de vosotros. De ti. De ti que siempre me agradeces las cosas que doy gratis. Que me animas cuando me quejo de la lluvia en Berlín, y que vienes puntual cada martes y jueves a leer las cosas que publico, a descubrir conmigo ilustradores, a escuchar historias sobre Paula o Berlín y a descargar los diseños que comparto. Se me ocurrió que igual a ti no te apetecía que cerrara el blog. Y que si fueras una amiga y quisieras seguir disfrutando de nuestra mutua compañía, no dudarías en ayudarme, por ejemplo invitándome a un café con leche y magdalenas

botón donar blog

    Pues eso es lo que os pido. Esta es la última oportunidad que le doy al blog. Llevaba tiempo con un montón de ideas en mente que iba apuntado en mi libreta de ideas para monetizar el blog, puesto que de entre mis blogueras favoritas yo soy la única que echa horas y horas y no vende nada ni cobra por ello. Así que creo que lo que ha ocurrido con Dropbox es una señal. Un momento de crisis. Y crisis significa cambio. Si entre todos los cafés con leche y magdalenas a los que me invitéis me da para pagar mensualmente la cuenta premium de Dropbox el blog podría seguir como hasta ahora. Y tras las vacaciones empezaría a llevar a cabo todas esas ideas que llenan mis libretas con fuerza renovada. Y si no, pues será que el blog tenía que acabar aquí. 

    ¿Qué ganáis vosotros invitándome a merendar? 
  • La certeza de saber que todos los recursos gratuitos que había publicado hasta ahora seguirán accesibles y la posibilidad de descargar sin problemas los nuevos que publique. Aquí se incluyen fondos para el blog, imágenes para láminas, plantillas para moodboards, ebooks, la guía GIMP, listas para organizaros, etc.
  • El blog seguiría su camino, así que podréis leer lo que publique cada semana como habéis hecho los últimos años.
  • Alegrarme las vacaciones, y evitar la muerte lenta y dolorosa de este blog.
  • Demostrar que no sólo los norteamericanos saben valorar aquello que les gusta mediante donaciones. Los hispanohablantes también somos capaces de ser agradecidos y pagar, aunque sea algo simbólico, por mantener aquello que disfrutamos.

    ¿Que haré yo con "los cafés y las magdalenas"? Básicamente, reinvertirlos en el blog:
  • Contratar un dominio propio .com.
  • Abandonar Blogger y Dropbox, y contratar un nuevo hosting para almacenar el blog y sus archivos.
  • Pagar a Dropbox durante los meses que dure el traslado al nuevo hosting, para que el blog siga activo mientras tanto, no haya "caídas del sistema" y podáis acceder a los antiguos y a los nuevos recursos.
  • Si da de sí, pagar a una empresa para que haga el traslado y así este no se eternice.
    ¿Y si os venís arriba y en vez de invitarme a "café y magdalenas", me invitáis a cenar por todo lo alto en un restaurante de tres estrellas Michelín?
  • Si veo que estáis dispuestos a implicaros conmigo en el blog y que de verdad merece la pena, entonces tengo muchos y grandes planes en mente para nosotros: profesionalizarlo realmente; crear una comunidad privada para todos los que colaboréis, con más y mejores recursos digitales; convencer a Carlos de que esto no es una pérdida de tiempo sino algo que a la gente le gusta y que merece la pena; crear una newsletter semanal para vosotros con freebies y textos que os alegren la semana... En fin, ¡ideas geniales no me faltan!
    Eso es todo. ¡Cuento con vosotros! Disfrutad el verano. A la vuelta de las vacaciones veré la evolución y tomaré una decisión. Confío en que nos veamos en un mes tomándonos todos juntos ese café con magdalenas. Aquí os dejo el botón para invitarme "al hosting". A la próxima os invito yo a los "freebies" y así estamos en paz. ;-) 

¡Feliz verano!

Postdata: Pasado mañana la última publicación del curso "escolar". Os va a gustar. :-P
Firma Monica



jueves, 23 de julio de 2015

Descubriendo a Naranjas y Zapatos

    ¡Ya es jueves! Y nada menos que jueves 23 de julio. Un jueves más, y ya estaremos en agosto. Parece mentira lo rápido que pasa el tiempo... A veces siento que los buenos momentos se me escurren entre los dedos. Eso mismo debió pensar el ilustrador que hoy os voy a presentar, que decidió recoger los mejores momentos de su día a día en las ilustraciones que publica desde hace unos meses en su blog. Hoy descubrimos a ¡Naranjas y Zapatos!

    El ilustrador que hay tras el blog "Naranjas y Zapatos" se llama Julián y está casado con Patricia. Son papás de un niño que, como todos, de vez en cuando se cae. ¿Y por qué os cuento esto? Porque una de esas caídas, hizo que sus padres se mosquearan entre sí, y sirvió de inspiración para la creación de la primera de las ilustraciones que hoy Julián publica en su página. Esa y otras muchas situaciones cotidianas de esta familia son las que se reflejan en los dibujos que hoy os comparto aquí.

Naranjas y zapatos ilustraciones familiar
Dibujo imposible de acabar

Naranjas y zapatos ilustraciones familiar
A la carrera / Abrazo de tres


Naranjas y zapatos ilustraciones familiar
Cansado
    Como veis, el peque está presente en prácticamente todas las ilustraciones de Naranjas y Zapatos, lo que hace que las mamás y los papás empaticemos enseguida con este artista. 

Naranjas y zapatos ilustraciones familiar
Cubo y pala

Naranjas y zapatos ilustraciones familiar
Es un sombrero
Naranjas y zapatos ilustraciones familiar
Descubriendo diferencias

    Y claro está, la lactancia y el colecho no podían faltar en un blog sobre situaciones cotidianas con niños (aquí y aquí podéis leer mi experiencia con mi hija en cuanto a tetas y camas compartidas). Y lo mejor de todo es que es el papá el que dibuja las ilustraciones, prueba de su concienciación con el tema. ¡Bravo por este artista y padrazo!

Naranjas y zapatos ilustraciones familiar
Teta

Naranjas y zapatos ilustraciones familiar
A pierna suelta: felicidad

    El caso es que por lo visto, la familia de tres, es ahora una familia de cuatro, y si antes las ilustraciones eran divertidas, con una nueva incorporación ya son geniales. ¡Mirad si no estas ilustraciones!

Naranjas y zapatos ilustraciones familiar
Recibiendo noticia / 7 diferencias

Naranjas y zapatos ilustraciones familiar
Bienvenido

    Espero que Naranjas y Zapatos os haya conquistado. A mí sin duda lo ha hecho. Me encantan las ilustraciones inspiradas en momentos familiares, como ya os conté en la entrada sobre Pascal Campion. Si queréis seguirle la pista y no perderos ni una de sus futuras publicaciones, apuntaos la dirección del blog Naranjas y Zapatos, y pasad por allí a menudo. Ahora os dejo, pero vuelvo pronto con más y mejores cosas que contaros. ¡Besos!
Firma Monica



martes, 21 de julio de 2015

¿Cómo encontrar recursos digitales online para scrapbooking?

    Venga, vamos. Sí, hoy ni buenos días ni qué tal estáis. Hoy vamos al grano directamente porque os voy a dejar tarea interesante y no es plan de que estéis gastando tiempo leyendo mis idas y venidas. ¿Y qué tarea os voy a dejar? Pues una tarea divertida que os dejará el ordenador repletito de recursos bonitos. Hoy vamos a aprender cómo buscar y cómo encontrar recursos bonitos online para vuestros diseños digitales (ya sean para vuestros blogs, para scrapbooking digital, para hacer imprimibles y láminas bonitas, o para lo que se os ocurra).

palabras recursos gratuitos digitales freebies

    Con la imagen previa igual ya tenéis claro clarinete lo que significa cada palabra. Pero os lo voy a explicar un poco mejor para que no quepa duda. Y además os pongo los links a las imágenes que he usado para ilustrar cada palabra (bajo las imágenes que siguen). No os quejaréis, con este vocabulario y un poco de ayuda de Google, seréis capaces de encontrar un montón de recursos bonitos (algunos gratuitos y algunos de pago) para llenar la memoria de vuestros discos duros. ¡Vamos a verlos uno por uno!
palabras recursos gratuitos digitales freebies
1 / 2 


  • Scalloped Tags
  •     Las scalloped tags son las etiquetas con los bordes redondeados. Como veis en la imagen superior, pueden ser cuadradas o redondas, pero si son "scalloped" serán con los bordes que veis en la foto. En este link podéis descargar algunas que hice yo hace un tiempo.
    palabras recursos gratuitos digitales freebies
    1


  • Dividers
  •     Los dividers son separadores que podéis usar para separar entradas en el blog, o para separar textos en una invitación o en un cartel que hayáis diseñado.